Accesos directos:

Buscador global del AMB

Presentación

El AMB se convierte en la administración pública metropolitana el 27 de julio de 2010, cuando el Parlamento de Cataluña aprueba por unanimidad la Ley 31/2010.


Àrea metropolitana
Municipios del Área Metropolitana de Barcelona

La administración metropolitana

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) es la administración pública del territorio metropolitano de Barcelona, que ocupa una extensión de 636 km2 y está formada por 36 municipios donde viven más de 3,2 millones de personas.
El área metropolitana es un hecho territorial, social, demográfico, económico y cultural que ha ido tomando forma a lo largo del último siglo, como producto del crecimiento y la conexión de los sistemas urbanos del entorno barcelonés. Es la aglomeración metropolitana más importante del Mediterráneo occidental, donde se genera la mitad del PIB de Cataluña.

Seu de l'AMB
Sede del AMB

La nueva administración pública metropolitana sustituye las tres entidades vigentes hasta el año 2011 (Mancomunidad de Municipios del área Metropolitana de Barcelona, Entidad del Medio ambiente y Entidad Metropolitana del Transporte) y racionaliza y simplifica, de este modo, la gobernanza metropolitana con la creación de una única administración.

Este nuevo marco jurídico también reforzó la administración metropolitana con nuevas competencias y objetivos:
  • La nueva ley prevé que el Plan director urbanístico metropolitano sea formulado desde la nueva administración, lo que supone dotarla de instrumentos de ordenación territorial adaptados a las necesidades y requerimientos comunes.
  • En materia de espacio público y de infraestructuras de interés metropolitano, el AMB desarrolla las actuaciones de vertebración territorial necesarias para la articulación, la conectividad, la movilidad y la funcionalidad del territorio.
  • El entorno metropolitano pasa a disponer de una Comisión de Urbanismo propia, que posibilitará que todos los asuntos urbanísticos de los 36 municipios que lo integran sean analizados de acuerdo con una planificación conjunta.
  • La administración metropolitana impulsa actuaciones tanto para facilitar el acceso a la vivienda mediante la promoción de vivienda social a precio asequible, como para la rehabilitación del parque de viviendas existente.
  • Existe la voluntad de que el entorno metropolitano sea una ciudad inteligente, donde la utilización de nuevas tecnologías garantice más y mejores servicios para los ciudadanos, en un entorno sostenible desde el punto de vista social, económico y del medio ambiente.
  • La actuación del AMB en el ámbito medioambiental se observa en la preservación de espacios naturales como la sierra de Collserola, así como en las actuaciones de recuperación y regeneración de los ríos Besòs y Llobregat.
  • El AMB gestiona los 30 km de playas metropolitanas, de Castelldefels a Montgat, y desarrolla el mantenimiento integral de la red de 31 parques metropolitanos.
  • Las rondas de Barcelona son un elemento básico de la red viaria básica metropolitana y pasan a ser gestionadas por la nueva administración.
  • El AMB desarrolla proyectos de colaboración internacional y facilita asistencia técnica a otras ciudades del Mediterráneo mediante el proyecto Medcities.
  • Elabora y aprueba el Plan Metropolitano de Movilidad Urbana.
  • La nueva AMB pasa a tener competencias en el transporte de viajeros en superficie de los 36 municipios metropolitanos.
  • Los servicios gestionados por el AMB cubren el 70 % de la movilidad metropolitana que se produce en medios de transporte colectivos.
  • La de Barcelona es reconocida como la aglomeración metropolitana más dinámica de la zona euromediterránea. Apuesta por movilizar las capacidades y conocimientos para incrementar nuestra presencia internacional, para potenciar la actividad económica y para atraer personas y actividades innovadoras.
  • El AMB adquiere competencias en el ámbito del desarrollo económico y social para fomentar la actividad económica y la planificación estratégica y promover el empleo y la creación de empresas.

Este conjunto de nuevas competencias y objetivos se añade a los de cohesión y equilibrio territorial, vivienda, transporte y movilidad, ciclo del agua, residuos y medio ambiente, que las entidades metropolitanas ya desplegaban desde que se constituyeron en 1987.