Accesos directos:

Buscador global del AMB

Autoridad ambiental

La autoridad ambiental vela por el cumplimiento de todas las leyes que tienen relación con el medio ambiente y la sostenibilidad. También se encarga de elaborar informes y centralizar la gestión de trámites para obtener autorizaciones y licencias.






El AMB se ha consolidado como autoridad ambiental en materia de intervención administrativa mediante la evaluación de los expedientes de licencia ambiental y formulación de los informes integrados de la Ponencia Metropolitana de Evaluación Ambiental, el otorgamiento de autorización previa de vertidos de las aguas residuales de las actividades en la red de saneamiento municipal y/o del AMB o directamente en las depuradoras mediante vehículos cisterna, las autorizaciones de conexiones y de afecciones a la red metropolitana de saneamiento y los informes por el vertido de aguas freáticas en la red de saneamiento del AMB.

Ámbitos

Sectores en los que el AMB ejerce como autoridad ambiental:
  • Ponencia Metropolitana de Evaluación Ambiental
    En cumplimiento de la Ley 31/2010, de 3 de agosto, del Área Metropolitana de Barcelona, según se establece en su artículo 14. E apartado c) y por Decreto de la Presidencia del AMB de fecha 12 de diciembre de 2012, se constituyó la Ponencia Metropolitana de Evaluación Ambiental (PMAA), como órgano técnico ambiental metropolitano, con las funciones de evaluar las solicitudes y los expedientes de licencia ambiental y formular el informe integrado de acuerdo con el artículo 38 de la Ley 20/2009, de 4 de diciembre, de prevención y control de actividades en los municipios de menos de 20.000 habitantes, así como en los municipios de menos de 50.000 y más de 20.000 habitantes que no dispongan del correspondiente órgano técnico ambiental municipal competente.

    Las materias sobre las que informa la PMAA son: contaminación por ruidos, vibraciones, calor, olores, suministro de agua, vertidos al sistema público de saneamiento o al alcantarillado municipal y gestión de residuos municipales; además de integrar todas las demás competencias del resto de administraciones.

    A principios del año 2013 los municipios del ámbito territorial del Área Metropolitana de Barcelona donde los consejos comarcales del Baix Llobregat y el Vallès Occidental realizaban las funciones anteriormente mencionadas pasaron a integrarse en la PMAA y, por tanto, todos los expedientes de licencia están evaluados e informados por esta.

    Durante el año 2014 se ha integrado a la PMAA el municipio de Santa Coloma de Cervelló y en el año 2015 los municipios del AMB que formavan parte del Consell Comarcal del Maresme también se integran en la PMAA.

    Los municipios del área metropolitana donde la PMAA actúa en la actualidad son los siguientes: Badia del Vallès, Begues, Castellbisbal, Cervelló, Corbera de Llobregat, El Papiol, La Palma de Cervelló, Molins de Rei, Montgat, Pallejà, Sant Andreu de la Barca, Sant Climent de Llobregat, Sant Feliu de Llobregat Ripollet, Sant Joan Despí, Sant Just Desvern, Sant Vicenç dels Horts, Santa Coloma de Cervelló, Tiana y Torrelles de Llobregat.

    Durante el año 2014 y 2015 se han solicitado 63 y 74 informes integrados, respectivamente, de los que la Ponencia Metropolitana ha resuelto casi el 60%, en un plazo medio de 60 días. En estos informes también se ha integrado, junto con los vectores ambientales de ruido, emisiones, olores, el vector aguas que contempla la autorización de vertidos.

    Informe integrat de la Ponència Metropolitana d'Avaluació Ambiental
  • Intervención en vertidos industriales
    Durante el año 2015 se aprobó el nuevo Reglamento metropolitano de vertido de aguas residuales (RMAAR) para adaptarlo a las modificaciones normativas que se han llevado a cabo desde el año 2011 y que el han afectado (en materia de aguas, de procedimiento administrativo, de prevención y control ambiental, etc) y para adaptarlo a las nuevas tecnologías. Una de las grandes novedades es la implantación del trámite de declaración responsable para las actividades (usuarios no domésticos) que viertan a la red de alcantarillado exclusivamente aguas residuales sanitarias, sin perjuicio de que la AMB pueda realizar las comprobaciones y actuaciones adecuadas para verificar los datos presentadas.

    Este trámite representó durante el año 2015 el 47% del total de solicitudes presentadas.
    Durante el año 2015 se han solicitado 467 autorizaciones de vertido de aguas residuales. Respecto del año 2014 el número de solicitudes se ha incrementado en un porcentaje del 2,3%.

    En cuanto a los vertidos de las aguas residuales mediante vehículos cisterna en 2015 han entrado en EDAR 1.238 camiones (1769 2014). Por tanto, ha disminuido en un 30% la entrada de camiones y en un 21% el volumen de agua vertido, respecto al año anterior. Las causas pueden ser dos: por un lado la imposición de la tasa de 20 euros por los camiones con agua residual sanitaria y de 40 euros para los camiones con agua residual industrial y, la segunda causa, por el cambio de hábito de los transportistas de camiones cisterna de transporte de agua procedente de wc móviles que ante la tasa que grava el número de vertidos a EDAR y no el volumen, prefieren acumular y con una sola entrada verter mayor volumen.

    Trámites sobre aguas residuales
  • Autorizaciones de conexión en red metropolitana
    Para la conexión a la red metropolitana de saneamiento es obligatoria una autorización administrativa previa del Área Metropolitana de Barcelona, de conformidad con el Título IV del Reglamento metropolitano de vertido de aguas residuales (RMAAR), publicado en el BOP de Barcelona en 9 de febrero de 2015.

    Los ayuntamientos metropolitanos, previamente a la conexión, deberán solicitar en el Área Metropolitana de Barcelona una autorización de conexión de sus redes de alcantarillado en la red metropolitana.

    Excepcionalmente, para todas las edificaciones y establecimientos comerciales o industriales que no dispongan de red de alcantarillado municipal ante la fachada pero donde exista red metropolitana de conformidad con el artículo 6 del RMAAR, deben pedir la autorización de conexión a la AMB .

    La obra, en cualquier caso, será ejecutada por el AMB directamente o a través de su órgano de gestión indirecto, tal y como establece el RMAAR.

    Autorización de conexión a la red metropolitana de saneamiento
  • Autorizaciones de afecciones en red metropolitana
    Los ayuntamientos y otras administraciones públicas y las empresas de servicios que realicen obras que afecten a la red metropolitana de saneamiento deben solicitar autorización a la AMB para poder ejecutar estas obras de acuerdo con el Título 3 del RMAAR.

    Autorizaciones de afecciones en red metropolitana
  • Autorizaciones de vertido de aguas freáticas
    En la actualidad, la cota del agua freática ha subido. En las poblaciones y los solares más cercanos al mar, en concreto, es fácil llegar a su nivel cuando se hacen obras en el subsuelo.

    De forma puntual, durante la realización de obras, debido a las cotas, es necesario extraer dichas aguas. Si no pueden verterse directamente al mar por la lejanía, la cantidad o la calidad fisico-química, se vierten en los colectores metropolitanos.

    Así, las actividades que ejecutan dichas obras deben solicitar, por un lado, autorización a la Agencia Catalana del Agua (ACA), administración competente para autorizar la extracción de agua del subsuelo y los vertidos al mar y, por el otro, el informe del AMB como titular de la instalación receptora, es decir, de la EDAR, en caso de que esta agua se vierta a la red con destino a la depuradora.

    Por todo ello, las obras que impliquen extracción de aguas freáticas deberán pedir la autorización pertinente a la ACA y el informe al AMB..

    Solicitar el informe del AMB

    Trámite ACA
  • Informes ambientales urbanísticos
    En cumplimiento del Decreto legislativo 1/2010, de 3 de agosto, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de urbanismo (artículos 83.3, 85.5, 86 bis y 89.6) y en base a las competencias otorgadas por la Ley 31/2010, de 3 de agosto, el Área Metropolitana de Barcelona debe informar los instrumentos de planeamiento urbanístico que afectan su ámbito territorial, en concreto, los planes directores urbanísticos, los planes de ordenación urbanística municipal, los planes urbanísticos derivados y los proyectos de urbanización.

    Las materias sobre las que debe informar el AMB son: suministro de agua, vertidos al sistema público de saneamiento o al alcantarillado municipal, gestión de residuos municipales, contaminación por ruidos, vibraciones, calores y olores.
  • Salud ambiental: olor y ruido
    Contaminación olfactiva

    El olor es la sensación resultante de la recepción de un estímulo en el sistema sensorial olfativo. El término indica tanto la impresión que se produce en el olfato como el que es capaz de producir. Es una propiedad intrínseca de la materia. El olor es el objeto de percepción del sentido del olfato.

    Existen numerosas actividades industriales (industrias químicas, vertederos, depuradoras de agua residuales, industrias alimentarias, industrias ganaderas, etc.) que emiten una serie de sustancias olorosas que generan molestias en el entorno. Los malos olores pueden ser molestos y causar rechazo, y pueden afectar a la calidad de vida de las personas y animales del entorno, por lo que pueden considerarse como una forma de contaminación ambiental.

    Debido al componente subjetivo de los olores, es decir, a la dificultad de discernir entre olores agradables y desagradables, no resulta fácil determinar cuándo se traspasa el umbral de lo tolerable y en qué punto se sitúa lo que es jurídicamente permisible a la hora de establecer unos máximos de tolerancia. En este sentido, la olfatometría se presenta como una herramienta muy eficaz para el estudio y el control de olores. Aunque todavía no se ha desarrollado ninguna legislación nacional que regule el problema de los malos olores, la entrada en vigor de la Norma UNE-EN 13725 "Calidad del aire. Determinación de la concentración de olor por olfatometría dinámica", en febrero de 2004, permite abordar de forma objetiva el problema de la contaminación ambiental por olores.

    Además, el Área Metropolitana de Barcelona dispone de un protocolo de quejas sobre olores de las plantas metropolitanas de tratamiento de residuos municipales y de las estaciones depuradoras de aguas residuales, mediante el cual se regulan, controlan y analizan todas las quejas que reciben estas plantas metropolitanas, el AMB y los ayuntamientos metropolitanos, y se llevan a cabo todas las medidas adecuadas para mitigarlos.

    Junto con este protocolo el AMB dispone de un programa informático específico de seguimiento y control de las quejas de olores en las plantas metropolitanas, con el que se lleva un control exhaustivo de todas estas quejas.

    Más información sobre la contaminación odorífera



    Contaminación acústica

    La contaminación acústica, o el ruido, es un sonido no deseado, que resulta molesto para la persona que lo percibe, lo que puede llegar a tener consecuencias sobre la salud de las personas si se produce en niveles elevados. Aunque cada persona responde de manera diferente a cada frecuencia, y las molestias causadas por el ruido dependen de otros factores, tales como la duración, la intensidad, el tono, etc., se podría hablar de ruido a partir de los 70 dB.

    El Área Metropolitana de Barcelona, igual que otras metrópolis europeas, tiene unos niveles apreciables de ruido como consecuencia del tipo de tejido urbanístico, de las actividades que se realizan y, sobre todo, por la alta densidad de uso del transporte privado. El sonómetro es el instrumento de medida que cuantifica los niveles de presión y las vibraciones sonoras.

    Dado que las instalaciones gestionadas por el Área Metropolitana de Barcelona están sometidas a licencia, se realiza un control de la contaminación acústica de forma periódica por parte de una entidad acreditada. En caso de que se detecten niveles de ruido superiores al umbral permitido establecido, la propia instalación metropolitana lleva a cabo las medidas necesarias para su mitigación. Los ciudadanos, en caso de detectar contaminación acústica, también pueden informar a la administración para que gestione el problema.

    Además, el Área Metropolitana de Barcelona dispone de un protocolo de quejas sobre ruidos de las plantas metropolitanas de tratamiento de residuos municipales y de las estaciones depuradoras de aguas residuales, mediante el cual se regulan, controlan y analizan todas las quejas que reciben estas plantas metropolitanas, el AMB y los ayuntamientos metropolitanos, y se llevan a cabo todas las medidas adecuadas para mitigarlos.

    Junto con este protocolo el AMB dispone de un Programa informático específico de seguimiento y control de las quejas sobre ruidos, con el que se lleva un control exhaustivo de todas estas quejas.

    Más información sobre la contaminación acústica

Subir

Datos autorizaciones e informes integrados PMAA

Subir